ESE "NOSEQUE"

Por: Daniela Lazt – Universidad Autónoma de Occidente 

El cuerpo cumple acciones involuntarias que son coordinadas por nuestro queridísimo sistema nervioso. Los animales somos conducidos por instintos; gracias a los que hacemos y dejamos de hacer muchas cosas. Sin embargo, como seres humanos se supone que nos caracteriza un noseque. Este carga rasgos particulares, placeres, miedos, ideas, sueños, cagadas, rencores, etc. Un noseque que nos identifica en medio de la inmensidad de este mundo que desconocemos.

Hace poco, al conversar con personas que tienen una trayectoria considerable en el ejercicio de transportar historias, nos dimos cuenta que el común denominador es la necesidad implícita de encontrar este noseque en cada una de nuestras historias, y no solo es indispensable encontrarlo, se debe nutrir, cuestionar y explotar… digo, expresar. Para que nuestra historia pase de navegar en una barquilla a moverse en una barca, debemos conocer sus mejores cualidades y peores defectos. Debemos tener completa claridad sobre el por qué sucede lo que sucede y aún más importante, ¿por qué nos vamos a sumergir en la larga y ardua tarea de convertir esta historia en una película? Hay que entender que es igual de importante cada hueso de este esqueleto que lo que los une y los mantiene firmes. Traer a la vida una película, darle alas y permitir que estás se transformen conforme lo requieran, es un trabajo anclado en la ambigüedad de ser tan frustrante como satisfactorio.

Nos suelen educar para seguir directrices de forma eficaz: el principio de acción-reacción, ser consecuentes, aterrizar ideas, sustentar de forma “válida” nuestro por qué, cómo y para qué. Pero, ¿son estas las directrices las que nos ayudarán a navegar en el mar agresivo, competitivo, audaz, y descomunal que es la industria del cine? Una pregunta a la que cada historia examina y responde de forma distinta. 

¿Alguna respuesta se les viene a la mente? ¿Cúal es el noseque de su historia?

Comparte en tus redes sociales preferidas

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *